André Saraiva y Su Arte desde Nueva York

on Saturday, 08 December 2018.

 

Comenzó haciendo grafitis en los 80, con solo 14 años. Pero hoy, André Saraiva combina las exposiciones en galerías de arte con su faceta de hombre de negocios. Suyos son algunos de los hoteles y clubes más cool del mundo. Y todos esos proyectos, actualmente tiene una colaboración con la marca Mango Man, le sirven para explorar su creatividad. Viajamos a su estudio en Nueva York para conocer su universo.

“Mi estudio es un pequeño refugio para mis ideas. Un oasis de paz en esta megalópolis loca que es Nueva York” , cuenta André Saraiva. Abarrotado de libros, coloridas obras propias (muchas en su característico rosa) y piezas de diseño, el espacio refleja su singular universo: el de un pionero del grafiti que comenzó pintando por las calles y ahora triunfa en el arte y los negocios. Ciudadano del mundo hecho a sí mismo –reparte su tiempo entre Nueva York, París, Lisboa y Los Ángeles–, no ha perdido un ápice de irreverencia.

Naciste en Suecia y te criaste en París, ¿cómo comienza tu historia?

Descubrí el grafiti en París a mediados de los 80, siendo un crío de 14 años. Era el comienzo de la cultura del grafiti y no había referencias, ni revistas, ni salía por televisión, así que nosotros creamos ese lenguaje.

¿De qué manera ha influido el grafiti en tu personalidad?

Me dio la seguridad en mí mismo necesaria para hacer cosas sin esperar a que alguien me diese permiso. Estábamos acostumbrados a que a la gente no le gustara lo que hacíamos, o a que incluso estuvieran en contra, pero creíamos en ello. Y eso me ha dado fuerza para emprender otros proyectos, como clubes nocturnos, restaurantes, hoteles… Todo proviene de esa confianza.

¿Cómo surgió tu icónico personaje y alter ego, Mr. A?

A principios de los 90, lo normal era escribir tu nombre sobre las paredes. Así que cuando lo creé fue una pequeña revolución en el mundo del grafiti y, después, un montón de gente empezó a hacer este tipo de dibujos más cercanos al logo.

Mr. A siempre está en movimiento, ¿qué querías expresar?

Siempre está corriendo, ya sea huyendo o persiguiendo algo. Cuando la gente lo ve puede interpretarlo a su manera, porque creo que una vez que pintas algo en la pared, en un espacio público, le pertenece a todo el mundo. El grafiti es de todos.

Su colaboración con Mango Man incluye siete camisetas y sudaderas y una serie de parches y bordados que permiten personalizar las prendas. “La esencia del grafiti es la libertad”, continúa el artista. “Así que desde el momento en que comenzamos este proyecto con Mango, la idea fue que la gente pudiera sentir esa individualidad, hacer sus propias piezas y que fueran completamente distintas de las de los demás”

¿Qué es lo que más te entusiasma de que la gente pueda llevar esta colección?

Estoy llevando mi nombre y mis dibujos por todas las ciudades sobre el cuerpo de la gente. Es como un grafiti que camina. Pero una vez que lo llevas, se convierte en algo tuyo. Le das la actitud que quieras: puede ser duro, cariñoso, amable, generoso. Creo que la primera obra de arte que tuve fue una camiseta de Keith Haring, y sigo viéndola como una pieza artística.

¿Por qué empezaste a emplear el color rosa y la sonrisa, dos de tus señas de identidad?

Cuando empecé, el rosa apenas se utilizaba porque a la gente del grafiti le parecía demasiado femenino, infantil. Así que yo me dije: “Si nadie lo usa, lo haré yo y lo convertiré en mi marca registrada”. Además, el grafiti tenía entonces una connotación negativa, de pandilla, agresiva, y pensé que pintar una sonrisa, que tuviera que ver más con el amor y las buenas vibraciones, funcionaría.

Y, sí, funcionó. ¿Cuáles son tus planes de futuro?

Siempre me gusta hacer cosas, encontrar lugares para crear algo, aunque no sepa el qué. Un restaurante, un bar, un teatro, un hotel… o simplemente un espacio al que la gente pueda acudir a expresarse. Acabo de descubrir una nave increíble en Los Ángeles. Me encanta el sitio, y ya veremos qué montamos en su interior. Pero siempre se trata de crear un mundo.

LA COLECCIÓN

Descubre todas las prendas en edición limitada creadas por André Saraiva.

 

 

Vía: Toscana Magazine Latinoamerica. Source Photos André Saraiva Agradecimiento Especial Mango.

publicidad banner abajo